PROTECCIÓN CONTRA EL FUEGO

La protección contra incendios consta de una serie de medidas integradas y coordinadas que implican la realización de acciones directas para la extinción del fuego. Cuando hablamos de ignifugación nos estamos refiriendo a una de las características que el sector le da al hecho de que un material pueda tener mayor resistencia al calor y al fuego en general.

Los objetivos fundamentales de este tipo de protección son, por un lado, generar una respuesta rápida frente a la emergencia para permitir una rápida evacuación; y por otro, extinguir el fuego para evitar su propagación y posteriores consecuencias físicas, materiales y económicas.

TIPOS DE IGNIFUGANTES

- Pintura intumescente
- Lana de roca proyectada
- Mortero proyectado ( perlita y vermiculita )